Música para brujas

domingo, 13 de febrero de 2011

Tú...


Ayer tuve un momento de catarsis (palabra que, por cierto, adoras) y me di cuenta porque eres tan especial.

¿Sabes? Nunca me he considerado especialmente buena amiga, y reconocerás que es cierto... soy más bien una amiga mediocre (aunque sí, tengo mis momentos).

Pero tampoco me importaba demasiado porque he recibido tantas bofetadas emocionales de "amigas", que tanto me daba... así que si yo era egoísta, pues vale.

Porque no te atrevas a negarlo, la amistad entre chicas es horrorosamente compleja (y eso es el eufesmismo del siglo). Así que siempre intento andarme con ojo, para prevenir.

Pero contigo, no sé... desde el principio supe que tú no eras así. Aunque no sabía por qué.
Y ayer lo supe. Simple y llanamente. Ayer apareció la respuesta en mi cabeza. Y no fue un shock o un gran momento de realización. No fue un ¡Eureka! Fue un... Hola, llevo años aquí.

Y cúal es la respuesta... bueno, para simplificar... tienes la habilidad innata de ver lo mejor en la gente. Suena muy simple. Pero, de hecho, no sabes que la inmensa mayoría de gente (y me incluyo) funciona justamente al revés. La gente suele esperar lo peor de los demás o sólo suele ver lo malo.
Pero tú no. Y ni siquiera tienes que esforzarte. No es que seas especial, eres excepcional, eres el eslabón perdido, un alma pura (y sí, soy consciente que suena a frase de Pocahontas... digo Avatar).

Una serie catastróficas desdichas nos llevaron a conocernos y sólo puedo pensar que me alegro mucho que aún no te des cuenta hasta que punto eres mucho mejor que yo.

No voy a decirte que he escrito esto. Sólo quería escribirlo.

Pero ¿sabes? Me das ganas de ser mejor.

Alena



Recuento del día:



*Sesiones de tarot disfrazadas de cenas familiares: 1
*
Amigos australianos que he dejado en el aeropuerto: 2
*Veces que he escuchado Firework de Katy Perry hoy: n+1
*Días que me quedan en Barcelona: 3
*Libros que tengo que leerme hoy: 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada